domingo, 17 de marzo de 2019

Mola de s'Esclop

A eso de las 9 ya estábamos preparados todos (17) en el Coll de sa Gramola para iniciar la excurión. Pero hay que mover coches para llevarlos al punto de destino (salida del área recreativa de la Boal de ses Serveres).
Allá vamos los conductores y alguno mas mientras los que quedan van adelantando camino por carretera en dirección a las casas de Ses Fontanelles. En ese punto tras dejar los coches nos reencontramos todos nuevamente. Comienza entonces la excursión propiamente dicha, ascendiendo un pequeño collado donde encontramos el camino oficial del GR221 que asciende poco a poco por la Coma des Cellers. A nuestra espalda tenemos el Puig des Avencs y el Puig des Campàs y que van quedando cada vez mas abajo de nosotros.
Tras la Caseta des Carabinero que dejamos a la izquierda, acometemos el Pas Gran, primer paso de la jornada, que nos deja en la parte alta de la coma, en un bonito balcón con vistas hacia Ses Basses y alrededores. Un buen lugar para descansar y merendar. Terminada ésta seguimos ascendiendo por la parte derecha de la coma. Ya tenemos delante la ladera occidental de la Mola de s'Esclop. El sendero se va acercando a un pinar que rodea las casas de Ses Alquerioles, que dejamos a la derecha, en las Planas d'en Cabrit y en seguida giramos a la derecha para hacer el segundo paso de la jornada, el Pas d'en Ponsa, una cornisa en pendiente que te deja en un pequeño espolón donde se tiene también una vista espléndida de la costa. Se ve a lo lejos sa Torre Nova, una de las antiguas torres de vigilancia. Por desgracia se ven también los efectos de los últimos incendios: cantidad de pinos quemados y ennegrecidos, muchos caídos y algunos aún en pie pero desnudos. Quitando esa triste visión el paisaje es realmente espectacular.
No hemos terminado de subir. Nos queda aún un buen trecho. Pero ya lo vemos con otros ojos. Llegamos a una antigua era al lado de la Caseta de sa Mola donde empezamos a cruzarnos con corredores que están haciendo el Galatzó Trail, una carrera de montaña. Se les ve bastante fatigados. Dicen que llevan ya 3 horas corriendo. Nos queda el último repecho para llegar a la cima. Repecho que se hace incómodo pues con tanto corredor e intentando no molestar se hace largo a base de dejar pasar. Pero al final lo conseguimos. Tenemos ya delante el hito geodésico y la Caseta de n'Aragó, hacia la que nos dirigimos para encontrar un poco de sombra. Frente a nosotros, dominando la vista hacia el este, el Puig de Galatzó, a su izquierda la Mola de Planicia y al fondo el Puig Major y el Puig de Massanella, entre otros.
Aunque es de todos conocido, recordaré que François Aragó estuvo en esta caseta en 1808 para hacer la triangulación para la determinación del meridiano y así establecer la medida más exacta posible de la longitud del metro. Allí estuvo bastante tiempo pero al coincidir su estancia con la guerra de la independencia, su presencia estuvo mal vista pues pensaban que era un espía, más aún con los aparatos que manejaba y las señales que hacía. Cuando fueron a apresarle pudo escapar gracias a que se disfrazó de payés y que sabía hablar mallorquín.
Desde la caseta vemos el goteo de corredores que pasan por el control que hay allí establecido. Aprovechamos para descansar y comer a la poca sombra de la caseta. Parece mentira lo que pega el sol de marzo. Tras la comida pasamos junto al vértice geodésico y emprendemos la bajada por la ruta que hacen los corredores para subir. Nuevamente se va un poco despacio para no molestar mucho, aunque también a veces nos piden que pasemos nosotros mientras ellos toman un respiro. La bajada es algo empinada y hay que tomárselo también con calma. Llegamos a un terreno mas llano, dejamos la peña de Es Castellet a la izquierda y la Caseta de s'Esclop a la derecha y pronto llegamos a un puesto de control y avituallamiento de la organización de la carrera. Allí nos desviamos a la izquierda.
Ya todo será bajada por camino ancho. Volvemos a pasar por zonas afectadas por incendios, pasamos por el refugio de sa Coma d'en Vidal (cuando podrá ser un refugio guardado) y, tras un despiste desviándonos de la ruta prefijada, llegamos a la carretera donde cogemos los coches.
Una parada en un bar de Andratx pone colofón a esta excursión. Según el GPS de Jaume, porque los míos o no funcionaron o no los supe hacer funcionar, han sido unos nueve quilómetros y medio en un día fantástico para disfrutar caminando.

Powered by Wikiloc

Fotos de la excursión
Mas fotos de la excursión (Jaume)
Vídeo de la excursión - Jaume (21 Mb)

domingo, 17 de febrero de 2019

Volta a Mallorca: Cala Magraner - S'Algar de Porto Colom (etapa 29)

Dejo los enlaces de las fotos, videos, ruta, etc, etc. No la pude hacer, por lo que pongo el material cedido por Jaume.

Powered by Wikiloc

Fotos de la excursión
Vídeo de la excursión (26 Mb)

domingo, 20 de enero de 2019

Volta a Mallorca: Porto Cristo - Cala Magraner (etapa 28)

Hoy el tiempo no acompañaba en la salida. Frío y lluvia habían indicado los pronósticos y añadiéndole la reciente víspera de Sant Sebastià han hecho que solo unos pocos (7) valientes nos hayamos dado cita en la torre del Serral dels Falcons, en Porto Cristo, para emprender una nueva etapa de la Volta a Mallorca, después de un año de parón. Como en casi todas ellas, Jaume Salom será nuestro guía.
Tras mover coches nos ponemos capas y chubasqueros pues hace un poco de llovizna. Por los alrededores se ven unas nubes bastante negras aunque un poco alejadas. Hacemos la foto de grupo de rigor (no vaya a ser que después no podamos) y emprendemos la marcha.
Será un continuo descubrir calas, a cual mas bonita y solitaria, sin una alma aparte de nosotros. Calas de arena, calas de piedra, calas al lado de urbanizaciones, calas vírgenes. El camino será a ratos cómodo, a ratos pedregoso, a ratos muy áspero, con ese lapiaz costero con piedras plagadas de restos de organismos fósiles, a ratos muy fangoso. Incluso tendremos que utilizar las manos en algún punto para salvar un obstáculo.
Desde la torre des viginalcia andamos hacia el sur saliendo en seguida de la zona asfaltada. En seguida encontramos la primera cala, cala Murta, próxima a las coves del Drac. Tras remontar un poco la vertiente sur de la cala y viendo que el tiempo mejora, aprovechamos para merendar. Los chubasqueros han servido para ahuyentar la lluvia. Solo ha caído esa poca llovizna al inicio y en seguida ha parado y ya no volverá a caer ni una gota mas. Es mas... en ocasiones saldrá el sol que, si bien no calentará como en verano, hará que la manga larga sea un poco molesta.
Tras la merienda retomamos la marcha siempre hacia el suroeste. El terreno es muy pedregoso. En ocasiones se atraviesan grandes arbustos achaparrados de mata. Pasamos cerca de na Magrana (que apenas vemos) y tras un paseo entre las casas de la urbanización de Cala Mendia llegamos a la playa arenosa de cala Anguila.
La siguiente cala será la propia de cala Mendia. Pero antes de llegar hacemos una pequeña parada para hacer un poco de geocaching. Jesús tiene una aplicación que indica 'tesoros' ocultos por aquí y por allá. Se trata de encontrarlos con ayuda de pequeñas pistas que da el que los ha escondido u otras personas que los han encontrado. En esta ocasión no tenemos suerte. El terreno es muy escarpado, con piedras muy erosionadas por el mar y por tanto con infinidad de sitios donde ocultarlo. Hay que pensar que no pueden estar muy a la vista pues cualquiera lo podría quitar o cambiar de sitio. El caso es que tras unos minutos de búsqueda desistimos. No podemos entretenernos mucho más tiempo tampoco, así que otra vez será.
Pasamos por la playa de cala Mendia, también arenosa y de notable extensión, y tras un tramo de cómodo paseo al lado del mar, llegamos a la cala del estany d'en Mas, también de arena aunque no tan grande como las anteriores. Aquí tenemos que ascender con algo de esfuerzo por la pared sur de la cala. Llega ahora un terreno pedregoso pero con mucha tierra entre las piedras. Ir por el sendero es incómodo pues te llenas de barro, aunque ves por donde pisas. Ir por al lado del sendero, entre la vegetación, es incómodo pues no tienes una visión directa de lo que pisas, aunque no te llenas de barro. Así que cada uno va por donde quiere. En poco tiempo llegamos a cala Falcó, pero antes vemos frente a nosotros la cova des Coloms (y alguna que otra que no sabemos el nombre). Cala Falcó es una minúscula calita arenosa. Tras ella nos situamos en seguida sobre la cova des Coloms (unos anclajes en las piedras nos indican el lugar). Poco más adelante llegamos a la cova des Pont. El nombre es por el arco en forma de puente que se ha mantenido en la entrada de la cueva, mientras que todo lo que era el techo o cavidad se ha hundido. Tras otra pequeña cala pedregosa (caló Blanc) llegamos a la playa de cala Barques donde hacemos la parada para comer y descansar (y ver como un par de gaviotas se pelean por comer unas galletas que les tiramos).
Retomamos la marcha cruzando el istmo de la punta de Llevant y pasando por la cala de s'Olla. El terreno ha cambiado un poco. Es pedregoso, si, pero la piedra tiene muchos agujeros y se ven en algunos puntos gran cantidad de señales de organismos fósiles, tipo almejas y ostras. No hay tanto barro y abundan cojinetes espinosos. En seguida llegamos a cala Sequer, con una pequeña playa de arena y donde un portillo de metal (si... no hay paredes, ni rejilla, ni nada; solo una puerta) nos da la bienvenida. El portillo, en realidad, indica un camino de acceso a un megachalet de lujo situado en lo alto de la loma. Rodeamos la loma a ran de la mar hasta la siguiente cala donde nos encontramos con otro portillo (si... igual que antes). Estamos en el caló des Serral. Se ve que los del chalet no sabían muy bien por donde entrar y salir de la playa y decidieron poner unas puertas. La playa de esta cala también es de arena.
Ya nos queda poco para acabar la excursión; hacia atrás vemos a lo lejos la torre del Serral dels Falcons desde donde partíamos por la mañana. Recorremos un tramo de costa hasta llegar a la punta des Moro que da entrada a las calas de cala Magraner, cala Pilota y cala Virgili. Desde la punta solo vemos bien la playa de la segunda. Cala Magraner está en seguida a nuestra derecha, al pie del acantilado sobre el que andamos. No bajamos a la playa. Lo dejaremos para el mes que viene que retomaremos la Volta a Mallorca desde este punto.
El sendero nos conduce hacia el interior y en un momento dado destrepamos hasta llegar al fondo del barranco. La playa la tenemos a nuestra izquierda. Nosotros terminaremos la excursión yendo hacia la derecha cruzando unos campos de cultivo hasta salir a la carretera en el lugar donde dejamos el coche unas horas antes.
La caminata ha sido fantástica y el día al final ha acompañado. Un poco de lluvia, un poco de viento y bastante sol, teniendo en cuenta que las previsiones indicaban lo contrario. En total hemos andado unos 14 km.

Powered by Wikiloc

Aquí podéis ver unas fotos de la excursión.
Y aquí otras fotos (gracias Jaume).

Y aquí un vídeo de la excursión (36 Mb) (También gracias a Jaume).

domingo, 16 de diciembre de 2018

Pas de ses Lloses

Hemos podido dejar el coche mas o menos cerca de los lavaderos de Biniqraix. Pensábamos que estaría cerrado el acceso pero sólo está direccionado en un sentido. Son las nueve de la mañana y nos hemos juntado una docena de excursionistas. No hace mucho frio, el tiempo esta algo nublado y los torrentes bajan con agua... con mucha agua. Parece que tendremos una excursión interesante.
Pero antes quiero dejar aquí el enlace de las fotos que hizo Jaume de la excursión del mes pasado que por motivos personales no pude ir a pesar de ser el guía y también quiero daros las gracias a todos por las muestras de afecto que me disteis.

Pas del Diable - Tomir - Pas de la Paret (gracias Jaume).

Y ya... Partimos un poco pasadas las nueve de la mañana por el pintoresco camino del Barranc de Biniaraix. Nos guía Tià Vallbona. Tras cruzar por primera vez el torrente, en seguida empezamos a subir por los escalones. Al poco rato encontramos el desvío del Cami Vell, mas antiguo que el tradicional. Por el ascendemos con algo mas de fatiga, pero con mejores vistas, dominando el barranco y viendo el camino mas conocido en el fondo del valle.
Nos desviamos en un momento dado (una marca borrada en una piedra indica el camino) hacia la Cova de ses Alfàbies. Una balma con recipientes de piedra y una tinaja (alfàbia) para coger y aprovechar el agua que cae del techo de la cueva. También hay una curiosa 'escultura' de una cara grabada o picada en la piedra. Aprovechamos para almorzar y descansar de la subida.
Tras el descanso retomamos el sendero que habíamos dejado. Continuamos subiendo por sendero entre marjades con vistas al valle de Sóller y al Torrent de Biniaraix. Enfrente, en la otra ladera se ve el Torrent des Verger, que baja de la Font des Verger. El camino se allana pasado el Coll d'en Se y a la altura de una caseta (Can Pa i Peix, en pictogramas) nos desviamos a la derecha del sendero para tomar el Camí de s'Aladern. Si seguimos recto hubiéramos llegado al torrente a la altura del Gorg de Can Catí, donde mas tarde comeremos.
El camino se empina bastante y en ocasiones se hace bastante aéreo. Hemos tenido algún momento de despiste pero sin mas consecuencias y poco a poco nos vamos acercando al torrente ascendiendo constantemente. Ya vamos viendo en la otra ladera por donde discurre el Pas de ses Lloses, muy aéreo, muy emocionante. Pero antes hay que cruzar el torrente. A nadie le hace ganas de darse un remojón. Por suerte encontramos un par de sitios donde pasar unos con mas destreza que otros y, ja que i som, aprovechamos para hacer fotos al torrente y a sus pequeños saltos de agua.
Hasta aquí hemos coincidido en recorrido con una excursión que hicimos hace unos años. Os dejo el enlace de las fotos para que comparéis. Entonces también había bastante agua. Pero entonces desde aquí seguimos ascendiendo hasta encontrar el Camí des Barranc en su parte mas elevada.

Camí de s'Aladern.
Camí de s'Aladern (gracias Jaume).

Hoy, tras cruzar el torrente manteniendo la altura por la ladera llegamos en seguida al Pas de ses Lloses. Un estrecho sendero de Piedras pegado a la pared a modo de cornisa. No es difícil pero cualquier despiste en un sitio como este es peligroso. Antes del paso hemos ido a otra balma cercana al sendero donde el agua cae en forma de pequeña cascada.
A partir de aquí empezamos el descenso siguiendo fites que nos hacen descender rápidamente, hasta llegar al Camí des Barranc. Descendemos y en una curva pronunciada salimos del camino hacia la izquierda para ver el Gorg de Can Catí, hacer y hacernos fotos y comer. La excursión es corta, hemos almorzado hace poco, pero no le hacemos ningún reparo a dar cuenta de los bocadillos.
Tras la comida queda un cómodo descenso por el camino disfrutando y admirando los juegos que hace el agua al caer por el torrente.
Una excursión corta. Poco antes de las tres de la tarde ya habíamos terminado, pero no por eso ha sido aburrida. Los torrentes con agua son un buen aliciente para salir a admirarlos y el Pas de ses Lloses ha dado ese punto de emoción a la excursión.
Y por último desearos unas felices fiestas de Navidad y Año Nuevo y que los Reyes nos traigan muchas excursiones para el año que viene. Y cuidado con los turrones... ;-)

Powered by Wikiloc

Aquí podéis ver unas fotos de la excursión.
Y aquí otras fotos (gracias de nuevo Jaume).

Aquí el vídeo de Jaume (41 Mb).
Aquí el vídeo de Jesús (21 Mb).

domingo, 21 de octubre de 2018

Volta a la vall de Lofra

Tras el parón estival han vuelto de nuevo las excursiones de Santueri. El mes pasado ya se hizo la primera, que me perdí por estar de ruta por los Pirineos. Según me contaron fue una excursión interesante y emocionante, pues por lo visto hizo de todo, desde calor hasta lluvia 'torrencial' pasando por un chapuzón en la playa en los alrededores de Alcanada. Aquí os dejo un enlace donde podéis ver las fotos (gracias Jaume).

Este domingo pasado hemos hecho una nueva excursión. Esta vez hemos rodeado el pequeño valle de Lofra viniendo desde la Font des Noguer. Es una excursión que no por haberla hecho alguna que otra vez deja de ser interesante. Esta vez, sin embargo, no hemos tenido tanta suerte como las otras pues el cielo ha estado a ratos encapotado y también hemos estado rodeados de niebla lo que nos ha impedido contemplar en todo su esplendor los paisajes que nos rodeaban.
A eso de las nueve y cuarto salíamos de la Font des Noguer en dirección al embalse de Cúber. El guía era Martí. Antes, Jesús había repartido unos cuantos 'pitos'... perdón.. silbatos, que fueron bien recibidos entre nosotros. Parece una tontería, pero un silbato es algo que puede ayudarte mucho en caso de apuro. Se cansa uno menos que gritando y se oye de más lejos. Hemos partido 18 (incluidos 5 niños). Vamos hacia el Coll de l'Ofre pasando por encima de la presa del embalse del mismo nombre. Muy guapo el reflejo del Puig Major, el Penyal des Migdia y el Puig de ses Vinyes reflejado en el agua del embalse. Tras algo mas de una hora de camino, una vez en el collado paramos un rato para merendar y descansar.
Tras la merienda, continuamos ahora bajando hacia el barranco de Biniaraix al que llegamos poco después de pasar por un mirador sobre el valle de Sóller. Hasta ahora hemos estado siguiendo la ruta GR-221. Ahora la abandonamos por la izquierda para ascender por la ladera este del Cornador Gran. Llegamos a un pequeño collado y seguimos subiendo hasta alcanzar otro al sur de la caseta refugio de este pico, tras algo menos de hora y media desde el Coll de l'Ofre.
Desde aquí giramos al sur para ascender hacia el Puig des Sementer Gran. El grupo se va alargando pues el terreno es muy cárstico y algo difícil de andar con tantas piedras y grietas. Pero la subida es corta y tras un breve descanso continuamos ahora mas o menos manteniendo la altura hasta el Coll des Jou donde pararemos a comer.
Estamos mas o menos a la mitad de la excursión. La vuelta la haremos subiendo la ladera del Puig des Coll des Jou, aunque no llegamos a la cima (algunos sí que suben a ella). Pero no por ello dejamos de admirar el valle de Orient que tenemos a la derecha, así como el Puig d'Alaró y el Puig de s'Alcadena. A partir de aquí el camino es casi a nivel, sin grandes subidas ni bajadas. Dejamos el Pas de Na María a la derecha y continuamos hacia el Coll d'en Poma, al sur del Puig de Lofra, al que llegamos casi dos horas después desde el Coll des Jou.
Nos queda un paseo de una hora y media hasta los coches. Pasamos por el Coll de l'Ofre donde merendamos por la mañana y bajamos hacia el embalse de Cúber. Algunos nos desviamos hacia la Font de s'Aritja que descubrimos con bastante agua aunque no llena la piqueta que tiene. Sin mas novedad llegamos a los coches en la Font des Noguer poco antes de las cinco y media.
El día ha estado bastante agradable para hacer la excursión. En algún momento ha hecho bastante sol pero en general ha estado algo tapado. Por desgracia también ha habido bastantes nubes bajas que nos han impedido disfrutar plenamente del paisaje. Al final han sido algo más de 19 kilómetros de excursión.

Powered by Wikiloc

Aquí podéis ver unas fotos de la excursión.
Y aquí otras fotos (gracias de nuevo Jaume).


Addenda et corrigenda: Edito para corregir que el guía no era Jesús sino Martí. Perdón por el lapsus.

domingo, 17 de junio de 2018

Torrent de Pareis (2018)

Una temporada mas se acaba con el Torrent de Pareis como objetivo. Como otros años hay quien quiere remontarlo hasta S'Entreforc para después bajar con el resto del grupo. Han partido a las 7:45 con los coches hacia Sa Calobra. Mientras espero a los que vamos a hacer solo el descenso. A las 8:30 hay llegado todos los que vamos a hacer la bajada. Seremos 10 que bajamos (incluidos dos niños) y que nos juntaremos con los 7 que remontan.
Mientras esperamos, han llegado unos cuantos autocares, uno grande y dos pequeños. Es de suponer que vayan también a hacer la misma excursión. En esta época es casi normal. Y pensamos que habrá 'overbooking' en los pasos.
Hacemos la bajada sin prisas pero sin pausas utilizando siempre el sendero. Hacemos alguna parada para fotos y para comprobar si el 'eco' sigue funcionando como se supone. En poco mas de una hora y sin contratiempos nos plantamos en S'Entreforc donde algunos de los que remontan ya nos esperan. Dicen que la subida es mas fácil que la bajada y que además no se han encontrado con atascos. Llegan los rezagados y merendamos como siempre en este sitio mientras comprobamos como unas martas van y vienen recogiendo comida que otros excursionistas les tiran. Además de las martas también están las cabras. Hoy S'Entreforc parece un zoológico. Mientras merendamos nos pasan diversos grupos.
Empezamos la bajada subiendo, como es habitual, pues hay que remontar un poco para después bajar al primero de los pasos. Desde allí vemos la aglomeración que se ha juntado en él. No es difícil, pero por poco que uno no se decida hace retener a todos los demás. Unos de nosotros miran a ver si encuentran algún modo de sortear el atasco y encuentran una ruta alternativa, no tan segura, pero al menos ganamos tiempo. Si hay que esperar por lo menos hay 40 personas delante de nosotros. El paso está por la izquierda del paso habitual en una especie de tobogán, como si fuera una escupidera (OJO, es bastante delicado), que si se salva sin problemas te deja al mismo nivel que yendo por el paso normal.
De esta forma nos hemos quitado bastante gente de delante pero hay que esperar en el siguiente paso, aunque ya no hay que esperar tanto. Han puesto unas cuerdas que aprovechamos para asegurar el descenso (no es difícil pero ya que están, se pueden aprovechar). Una vez salvado el paso ya vamos por el cauce saltando de tanto en tanto y esquivando algún que otro gorg bien sea por la derecha o bien sea por la izquierda, como es el Gorg de sa Figuera, donde como es habitual en alguno de nosotros se dejan caer por un estrecho agujero y destrepar un salto de unos cuantos metros. Hasta los niños se atreven con el desafío. El camino habitual es ascender un poco para luego descender y llegar de nuevo al cauce poco antes de la Cova del Romagueral. Allí aprovechamos para descansar un poco a la sombra y refrescarnos con el agua de un charco en una roca.
Tras la Cova del Romagueral viene el tramo mas fresco. A esta altura del torrente ya casi vamos solos. No hay casi nadie de otros grupos con nosotros. Vamos rápido, igual demasiado rápidos, lo que no nos permite disfrutar bien del entorno. Nos quedan dos pasos complicados, el del Grassos, estrenyeu-vos y el de S'Estaló y que con la destreza de cada uno y la ayuda de todos se hacen en un plis-plas. Llegamos a Es Degotís, que hoy tiene mas agua que estos años pasados y donde la ducha es obligada. Apenas hora y poco nos queda para llegar a la desembocadura y, algunos, darse el merecido baño en sus pobladas aguas.
Una temporada mas ha terminado. Y el Torrent no defrauda. El calendario de la siguiente temporada está ya preparado así que a partir de septiembre nos volveremos a encontrar para nuevas excursiones.

Aquí podéis ver unas fotos de la excursión.
Y aquí otras fotos. Gracias Jaume.

domingo, 20 de mayo de 2018

Sa Travessa Curiablanquera

De entrada es posible que el título sorprenda. Esta Travessa recorre las montañas circundantes del núcleo de S'Alquería. Son montañas de poca altura pero que al estar algo aisladas permiten divisar desde sus cimas una vasta extensión de terreno, solo cortado por las más altas y cercanas cimas del Puig de Sant Salvador. Esta 'travessa', nos cuentan Antònia y Salvador, nuestros guías hoy, fue realizada, quien sabe si por vez primera, por nuestro compañero Jaume. Seguramente sus cimas se hayan hecho miles de veces de forma individual, pero es posible que Jaume las enlazó unas con otras a modo de pequeña (o gran) travessa.
A las nueve ya hemos llegado a la iglesia de S'Alqueria Blanca casi todos los que haremos la excursión. Pero una avería en el coche de Mateo hace que se retrase un poco la salida para poder ir a buscarle. Antònia y Salvador dan la bienvenida al grupo y nos ponen un poco al corriente del recorrido que realizaremos. A las 9:30 partimos los 19 excursionistas callejeando por el pueblo. Paramos en una casa donde la madre de Antònia y el padre de Salvador dan el sus de inicio oficial de la excursión.
El primer tramo discurre por asfalto. Pasamos por el Pou del Rei, con unas poleas todavía de madera. Seguimos recto durante un rato pero nos desviamos por el Camí de Son Llorenç (creo que era ese) para visitar la Cova de ses Genetes. Al llegar a unas barreras hay que ir ya campo a través siguiendo algún que otro hito de piedra entre la garriga. Llegamos a la cueva unos 40 minutos después de salir. La cueva es un agujero en el suelo y por un corto pasillo enseguida hay que descender a un nivel inferior. Tras gatear un poco (para no darse con la cabeza en el techo) se llega a unas salas pequeñas pero curiosas. A partir de ahí hay mas galerías (a modo de gateras) que necesitarían de equipo mas especializado.
Tras la visita pensamos que es la hora de merendar, pero no. Lo haremos en el Oratorio de la Consolació que tenemos hacia el suroeste. Desandamos lo andado y retomamos el camino para tras dar un rodeo tomar un sendero campo a través que nos deja en la explanada del oratorio. Hemos hecho este tramo en casi una hora. Aquí visitaremos la iglesia y haremos la parada de la merienda. El oratorio parece una pequeña fortificación. Tras unas puertas de madera se entra en un patio interior y por unas escaleras se accede a la iglesia. Preside la iglesia una talla de la Virgen de la Consolación.
Tras la visita y la merienda retomamos la marcha rodeando primeramente toda la edificación, para no dejarnos nada pendiente, y con un deja vu al pasar de nuevo por el portal donde hemos merendado. Bajamos del oratorio por unos escalones y siguiendo un sendero, donde encontramos un nido de perdiz (se ve que hay poca gente que vaya por ahí), hasta encontrar de nuevo el asfalto. Es la carretera que accede al oratorio y que actualmente está cortada por un desmoronamiento a la altura de la cantera.
Giramos a la derecha, luego en una bifurcación vamos a la izquierda y luego en otra nuevamente a la izquierda. Pocos metros después dejamos el camino y nuevamente campo a través nos adentramos por la garriga mas o menos paralelos a una pared de pedra en sec que tenemos a la derecha. Estamos subiendo Es Puig Gros que con 2750 dm es la máxima elevación que haremos hoy. Se nota que el terreno por donde vamos está mas o menos pisado, pero no da la impresión que lo recorra mucha gente. En apenas media hora desde el oratorio llegamos a la cima donde hay un hito geodésico.
La bajada la haremos en dirección noreste por el pequeño altiplano. En un momento dado nos desviamos hacia la izquierda por una vaguada donde se encuentra una especie de gorg (en época de lluvias). Pero el terreno está muy sucio de carrizo y lo dejamos para otra ocasión (Antònia: tienes deberes que hacer). Seguimos en dirección noreste bajando, ahora sí, y siguiendo mas o menos la divisoria entre Felanitx y Santanyi. En un tramo de camino mas o menos asfaltado nos hacemos una simpática foto en la que marcamos nosotros mismos la divisoria.
En dirección este continuamos desde ese camino. Vamos ahora hacia la Sa Penya Bosca. Dejamos a la derecha, más o menos a un centenar de metros, la Cova de ses Genetes y vamos subiendo poco a poco las laderas de esa otra cima de 2570 dm. La vegetación sorprende por el color rojizo de la lletrera arbustiva. Las hojas adquieren ese color previamente a la caída de las mismas, como hacen otros árboles caducifolios; pero mientras estos lo hacen para combatir el invierno, aquella lo hace para soportar los calores estivales. También se ven aquí y allí orquídeas piramidales que dan otro toque de color. Vamos subiendo poco a poco dejando un poco de acantilado a nuestra izquierda y con vistas al Puig de San Salvador y el Puig de s'Envestida. Poco antes de hacer cima (por decir algo, pues también es un pequeño altiplano) hacemos la parada para comer a la orilla de ese acantilado y con buenas vistas hacia el norte y oeste (donde destaca el Puig de Randa). El día no está claro, de lo contrario hubiéramos visto también la Serra de Tramuntana pero una bruma nos la oculta por completo. Todo este tramo desde la salida del oratorio pasando por Es Puig Gros hasta la parada para comer lo hemos realizado en 2 horas.
Tras la comida seguimos mas o menos al lado del acantilado comentando las casas y chalets que vemos en el llano. Dejamos de subir y llaneamos por el alto sin detectar cual es el punto mas alto. Vamos entre la garriga de mata y ullastre. Tras pasar por la cima nos dirigimos hacia el sur, en dirección a la Penya Rodona, una verdadera terraza natural desde donde se domina toda la parte sureste de la isla. Una fantástica vista. Para la bajada tomamos hacia el norte para encontrar una especie de escalones naturales que nos dejan en la base de la montaña. Tras pasar por un pequeño vertedero ilegal nos toca realizar el tramo mas delicado... delicado para nuestras piernas. El sendero cruza un matorral de gatova que nos dejará las marcas pertinentes. Hemos encontrado esta planta por casi toda la excursión y hemos hablado de como se llamaba en castellano cosa que no recordaba. Realmente muchas de estas plantas espinosas tienen el nombre de genista, aunque no todas las espinosas son genistas. Y también hay genistas que no son espinosas... Vamos... un lío. El caso es que esta gatova que nos va a hacer recordar este tramo de sendero es endémica de Mallorca. Es decir, que no la encontramos en ningún otro sitio de la tierra. Creo que bien vale unos cuantos arañazos y picaduras.
Llegamos por fin a un camino asfaltado que seguimos hacia la derecha pero en sendas bifurcaciones tomamos el camino de la izquierda hasta llegar nuevamente al Camí del Pou del Rei. Hacia la izquierda iríamos directamente hacia S'Alqueria. Pero Antònia nos quiere enseñar el Camí de ses Llenties. Torpe de mi, esas llenties son pequeños fósiles de animales de origen marino llamados nummulites. Todos tienen forma de lenteja y de ahí el nombre del camino. Los que había visto hasta ahora estaban incrustados en la piedra y hete aquí que me los encuentro perfectamente identificables y no me doy cuenta de ello. Y yo pensando en qué tipo de piedra o de grava se había empleado para hacer este camino. Al menos queda aquí el dato. Ahora el camino no es como era ya que según cuenta Antònia unas riadas se llevaron gran parte del terreno, pero aún quedan restos de lo que fue.
Y por fin llegamos a S'Alqueria terminando la excursión. Está bien cambiar de aires y conocer comarcas nuevas que sorprenden por su variedad de paisaje, por su historia y su naturaleza. Todo esto ha tenido esta excursión de unos 13 km y en los he hemos superado cimas de mas de 2000 dm. Ahora bien, nos sigue quedando la duda de esas especies de pieles o mudas de color blanco que colgaban aquí y allá mientras andábamos por la garriga. Qué organismo sería el dueño de esos restos tan curiosos?

Powered by Wikiloc

Aquí podéis ver unas fotos de la excursión.
Y aquí otras fotos. Gracias Jaume.