domingo, 18 de junio de 2017

Torrent de Pareis (2017)

Con el Torrent de Pareis terminamos un año mas la temporada de excursiones. Hoy, a pesar de la previsión que indicaba que iba a ser un día muy caluroso, nos hemos juntado 30 incondicionales para realizar una, si no la que más, de las excursiones mas espectaculares de Mallorca. Una tercera parte del grupo mas o menos era la primera vez que hacía la excursión. Entre ellos 2 niños.
Tras la habitual espera mientras los conductores van a dejar los coches a La Calobra para el regreso, empezamos el descenso desde Escorca un poco pasadas las nueve de la mañana. Las previsiones no han errado y el calor se empieza a notar. Tras rodear los campos de cultivo pasamos por la Peña Foradada y tomamos el viejo camino que conduce hacia S'Entreforc. No se en qué estaría pensando el guía (es decir yo) que se le pasó parar a mitad del descenso para que el grupo o al menos los 'novatos' escucharan el fenómeno del eco. Qué se le va a hacer. Otra vez será.
Siempre frente al Cuartel de Carabineros y al Torrent des Boverons, sin mas problemas pisamos por primera vez el Torrent de Lluc que hemos ido viendo a nuestra derecha y tras unos pocos minutos llegamos a S'Entreforc, lugar de parada habitual para descansar y merendar, y beber un par de vasos de cerveza del barrilillo de Biel.
Tras la merienda, unos cuantos nos acercamos a la desembocadura del Torrent del Gorg Blau para que los que no lo conocen vean o intuyan un poco lo que puede haber en La Fosca, y aunque la muestra sea insignificante en comparación con la realidad, todos nos quedamos admirados de lo que puede hacer la naturaleza. Volvemos y tras la foto de grupo iniciamos la verdadera excursión.
Tras el repecho habitual, fuera del cauce, por la derecha, llegamos a la zona de Sa Llosa con un primer paso comprometido. Sobre nosotros, como un ojo escrutador, la Cova del Soldat Pelut. Al ser muchos se produce un cierto apelotonamiento, pero sin novedad se supera, unos con mas ayuda que otros. En seguida un nuevo paso esta vez por la izquierda, en el Gorg des Cingles. Al igual que antes hay retenciones, pero ya el grupo se va estirando. Este paso es un poco mas resbaladizo y requiere mas atención. En ocasiones hemos encontrado una cuerda, pero esta vez no estaba. Tras este segundo paso otro por la izquierda. Una lazada en la roca ayuda a superarlo.
A partir de aquí el grupo ya está bastante estirado. Mas o menos una tercera parte sigue adelante. El resto vamos un poco mas tranquilos. Poco antes de la Cova del Romagueral, pasamos por un agujero a la izquierda agradeciendo el frescor de la penumbra y en seguida salimos del cauce también por la izquierda a la altura del Gorg de sa Figuera regresando en seguida al torrente. Hacemos una parada poco antes de la cueva a la sombra de las paredes del torrente.
Tras la cueva, en la zona conocida como el Salt des Soldat Pelut, el torrente se estrecha bastante. También el giro que hace el torrente hace que haya mas sombra y por tanto se hace mas agradable el descenso. Aquí tenemos tres pasos a superar, el del Gorg de sa Creu, el Grassos, Estrenyiu-vos (efectivamente Jaume, es el de la derecha) y el de S'Estaló. Después uno nuevo (al menos en cuanto al nombre se refiere) que es el Pas de sa Bala (no tenía constancia del nombre) y en seguida Es Degotís, que esta vez sí que tiene agua y no como otros años pasados que casi no tenía. Una ducha y seguimos adelante.
Hasta Es Degotís es donde suele llegar algún turista desde La Calobra. Y a alguno nos encontramos mientras realizamos el último tramo del torrente casi plano y sin problemas. Eso sí. Hemos ido bastante poc a poc y al final nos hemos quedado como último grupo siete personas. Los demás han llegado ya a la desembocadura y ya han tomado uno o dos baños. Pero aquí de lo que se trata es de llegar bien, no llegar el primero. Y eso es lo que hemos hecho. Hemos llegado todos sin ningún incidente que comentar.
Tras el baño y la comida paramos en uno de los bares-restaurantes a tomar un refresco antes de emprender el regreso en coche.
Los que lo han hecho por primera vez dicen que les ha gustado mucho y parece que volverán para otros años. Y los que lo hemos hecho bastantes veces, pues si podemos también volveremos puesto que merece la pena contemplar al menos una vez al año este Monument Natural. Pero, por favor, con menos calor.

En este enlace podéis ver fotos de la excursión. En este otro enlace también. Y también en este tercer enlace.

Por último os recuerdo que el calendario de la temporada que viene ya está publicado en la página web y que lo podéis descargar de allí.
Nos vemos la próxima temporada.

domingo, 21 de mayo de 2017

Llacs de Mortitx i voltans

Hoy nos hemos juntado 13 personas para recorrer distintos rincones de la zona de Mortitx. La excursión la tenía que guiar Jesús, pero aún está recuperándose del grave accidente que tuvo hace algo más de un año. Por suerte parece que todo va viento en popa y seguro que le tendremos pronto con nosotros.
Por tanto me he encargado yo de guiar al grupo. Con la idea de recorrer la zona de los embalses de Mortitx, que era la idea inicial, se me ocurrió juntar varias zonas, que de por sí forman excursiones individuales, en una sola. El plan inicial era ir por los alrededores de dichos embalses, pero había que hacer algún recorrido complementario y que permitiera escapatorias en caso de mucho calor, y a la vez encontrar rutas o tramos novedosos para el grupo. La solución fue juntar los embalses con el Torrent de Mortitx y La Malé.
Empezamos a caminar poco después de las nueve de la mañana. Hace sol y no se prevé ninguna nube en el cielo. A esas horas el termómetro marca casi 20 grados. Rodeamos la pista de tenis y las casas y dejamos a la izquierda la bodega. Un poco de bajada y ya estamos delante del viñedo. Llegamos a una bifurcación. Recto iríamos hacia el refugio y Ses Basses. Nosotros giramos a la izquierda, dejando el viñedo a la derecha. Cruzamos un torrente y remontamos una cuesta que a esas horas de la mañana se atraganta un poco. Así llegamos a L'Ordial, un pequeño llano aprovechado para el cultivo. Rodeamos el campo por la derecha saliendo por un portillo. Mas arriba se ve otra alambrada con otro portillo con botador por donde tenemos que pasar. Como quien dice ya estamos en terreno salvaje. Algunas fites aquí y allí quieren indicar el camino a seguir. No hacen falta. Tenemos un collado delante de nosotros y es a donde nos dirigimos. El terreno es una pradera de càrritx y aprovechamos los afloramientos de rocas para avanzar mas rápidamente. Llegamos al collado. Tenemos el Puig de ses Moles delante y el Puig Caragoler de Femenia un poco a la izquierda. También vemos el mar. Nuestras espaldas están bien vigiladas por el Puig Tomir y el Puig de Ca.
Tras el collado la pradera de carrizo continúa. Delante de nosotros una roca mas o menos solitaria nos indica el itinerario. Al llegar a ella podemos ver a nuestros pies el embalse superior. La imagen de este lago o embalse entre montañas es idílica. Bajamos hasta la presa a la que llegamos a las 10:20. Nos detenemos a merendar y descansar y alguno también a darse un baño. El lugar es realmente agradable.
Este embalse y otro que hay mas abajo está alimentado por el Torrent de s'Hort. Posiblemente también la Font d'en Quelota contribuya con su excedente (cuando lo hay). En estos momentos está casi lleno. Aquí se puede llegar cómodamente por el camino de Ses Basses. Pero siguiendo la máxima de 'por qué vas a hacerlo fácil si lo puedes hacer difícil', hemos hecho esa ruta alternativa.
Tras el descanso, bajamos por la pista y conectamos con el camino principal. Vamos hasta la presa del embalse inferior que tenemos a nuestra izquierda. El nivel de agua de éste por el contrario es sorprendentemente bajo. Limpieza del fondo, pérdida de agua por filtraciones o grietas. Algo pasa. Nunca lo habíamos visto tan vacío.
Deshacemos nuestros pasos y siguiendo la pista llegamos hasta un punto donde nos desviamos a la izquierda, hacia un paso angosto, que es donde se inicia el descenso del Torrent de Mortitx. Tras un tramo llano entre carrizos y unos diez minutos después de haber dejado el camino, llegamos hasta el paso y enseguida descendemos entre paredes, rocas y vegetación. Estamos a la sombra y se agradece el frescor. Tras 25 minutos de descenso y haber dejado a la derecha una especie de espolón que se mete hacia el cauce, tenemos a la derecha la ladera por la que saldremos. Unas fites de tanto en tanto guían nuestros pasos y aunque a veces las perdemos seguimos adelante mas o menos en dirección noreste. Hay unas peñas altas a nuestra derecha que vamos rodeándolas por su izquierda. Al final de la subida hay una antigua señal de ¿coto de caza? que nos dice que vamos bien. Desde esa señal los hitos al principio y restos de senderos después nos conducen al sendero que une Mortitx con el Rafal d'Ariant. Desde que abandonamos el torrente han pasado 30 minutos. Son aproximadamente las 12:30.
Desde aquí hasta Mortitx hay algo más de una hora de camino. La alternativa de ir hasta La Malé supone 3 horas de andar sin contar las paradas. Si bien hace calor y hemos esforzado piernas y en ocasiones brazos, los compañeros están bien y quieren más (tendrán morro; con lo bien que estaríamos ahora en un bar a la sombra con unas cañas ;-P ). Además hay una cueva por los alrededores, y encontrarla estaba en nuestros planes. Así que emprendemos de nuevo la ruta. Mirando hacia el Rafal d'Ariant, hay que subir por la ladera que tenemos a nuestra derecha. Hay unas grandes rocas, justo donde empieza la subida por la ladera, con una forma de cabeza con un cuerno en la frente (a mi me parece un rinoceronte). Allí se empiezan a ver de nuevo hitos que seguimos con esfuerzo por la empinada ladera. El carrizo entorpece otra vez mas nuestros pasos. Por suerte la subida no es muy larga y llegamos sin novedad a una especie de collado desde donde vemos a nuestra izquierda el llano de La Malé. Delante tenemos el Pas des Garrover (por donde regresaremos a los coches) y detrás el Puig de Can Massot, en la Serra de Pedruixellam (buen candidato a una futura excursión de Santueri).
Bajamos de esa especie de collado hacia el mar de càrritx, salpicado de rocas aquí y allá, y con dirección norte nos acercamos hacia una elevación rocosa que tenemos a la izquierda. Es la que mas destaca de los alrededores. En la parte mas cercana a nosotros (la cima principal está mas atrás) está la Cova dels Ulls (o de Sant Canut; incluso he visto otro nombre para la misma cueva). Antes de ir a visitarla, nos desviamos hacia la izquierda, a una especie de balcón, desde donde tenemos una fantástica vista de la zona del Rafal d'Ariant y de la desembocadura del Torrent de Mortitx. Para ir a la cueva, volvemos atrás y trepando por las rocas de nuestra izquierda tomamos altura poco a poco hasta encontrar la entrada, tapada un poco con plásticos y troncos. Una vez dentro agradecemos el frescor que hace y nos sorprendemos de las cosas que vamos encontrando. Ha pasado casi una hora desde que dejamos el sendero des Rafal d'Ariant.
Abajo nos esperan cuatro compañeros que no han querido subir. Nos reunimos con ellos y emprendemos camino hacia el noreste en dirección al Pou de la Malé. Un poco apartado pero también recordamos que hay un buen sitio para comer. Tras un rato peleándonos de nuevo con el carrizo, encontramos el sendero bien definido de Mortitx a Ariant. Llegar al Pou de la Malé y al lugar elegido para comer (una pequeña ruina que podría ser un corral o caseta a la sombra de un ullastre y pegada a una peña que tiene un poco de cueva en su base con una pileta para coger agua) lo hacemos casi sin darnos cuenta. Ha pasado media hora desde la cueva. Son casi las dos y es buen momento para comer y descansar.
Tras la comida el cuerpo se resiente. Está agarrotado y pide descanso. Pero quedan un par de horas, por lo menos, hasta el coche. Tenemos que desentumecernos. Retrocedemos nuestros pasos por sendero bien definido (suroeste). Pasamos nuevamente por el Pou de la Malè y bajo un ullastre vemos una muela (de molino) abandonada con una fecha marcada ('AÑO 1952'). Parece increíble encontrarla aquí. Dejamos el llano atrás y volvemos a entrar en zona de carrizo (¿cuántas llevamos?). Nos dirigimos hacia el Pas des Garrover, en un pequeño collado, al que llegamos en un periquete. Tras el entramos en zona mixta de roca y carrizo que no abandonaremos casi hasta el final. Al poco del Pas des Garrover pasamos por un resto de antiguo camino o al menos eso parece. Las fites se dirigen un poco hacia la izquierda, pero experiencias previas nos dicen que se internan por una zona de pinar bastante sucia (de vegetación). Mantenemos la dirección que llevamos (también hay hitos) y aunque pasamos de refilón por el pinar, no es tanto como si hubiéramos ido por el otro lado. En seguida encontramos la pared de La Coma donde el camino se hace mas fácil. Tras llegar a una caseta con un pequeño estanque con ranas a su lado encontramos camino más o menos ancho que no dejaremos hasta llegar a las casas de Mortitx y los coches, dando por finalizada la excursión. Desde el lugar de la comida han pasado dos horas justas (incluidos los descansos).
Han sido casi 14 km con diversidad de ambientes: lagos, torrentes, pedreras, cuevas, antiguos cultivos, etc. La idea de juntar varias zonas de por si independientes parece haber gustado y a pesar del calor los compañeros han respondido con ganas de más. La próxima excursión es la del Torrent de Pareis con la que finalizaremos la temporada.

Powered by Wikiloc

En este enlace podéis ver fotos de la excursión. En este otro enlace también.


martes, 16 de mayo de 2017

Próxima excursión: Lagos de Mortitx y alrededores

Para este domingo 21 de mayo la excursión de Santueri será por la zona de Mortitx. En previsión de que haga bastante calor acordaros de traer sombrero, crema para el sol y agua (que no falte). También os aviso que la zona es bastante sucia de vegetación (càrritx) así que mejor llevar pantalón largo y si queréis guantes pues las rocas son bastante escarpadas.
Hemos quedado a las 09:00 en la entrada de la finca de Mortitx, kilómetro 10.9 de la carretera de Pollença a Lluc. No hay mucho sitio para coches por lo que igual tendremos que hacer algún viaje para dejar alguno en otro lugar.
Os esperamos.

domingo, 23 de abril de 2017

Puig d'en Galileu - Pas de Son Nebot

Hoy la excursión discurre por el macizo del Puig d'en Galileu. Nos hemos juntado 14 mayores y 5 pequeños. Es agradable ver gente joven con ganas de recorrer nuestra isla y no por sitios fáciles. Hoy es una excursión algo exigente.
En Son Macip han puesto señales de dirección prohibida excepto residentes por lo que dejamos los coches en la parte baja de la urbanización. Iniciamos la excursión a eso de las nueve y cuarto subiendo por asfalto hasta el desvío por la pista. Al pasar la barrera ya nos sentimos fuera de la civilización. Recorremos la pista hasta alcanzar el GR. Este tramo en subida sirve para despertar los músculos. Casi no les hemos dado tiempo a calentar y ya empiezan las rampas. Giramos a la derecha en un desvío siempre en subida y alcanzamos en poco tiempo el GR. Aquí el terreno se suaviza un poco pero sin dejar de ascender. Tras media hora de marcha, llegamos a la Casa de Neu de Son Macip, donde han rehabilitado hace poco el pou de neu. Algunos de los chavales conocen para qué servían estos pozos y así nos lo explican. También han limpiado un poco el bosque y plantado árboles y arbustos autóctonos.
En el pou de neu empiezan los escalones del rehabilitado camí dels nevaters. El camino se hace mas empinado y hay que ir regulando el esfuerzo. De tanto en tanto el bosque deja ver el paisaje hacia el Clot d'Albarca, el Puig Roig y el Puig Caragoler de Femenia. Poco a poco y con esfuerzo alcanzamos la zona del altiplano donde se encuentra la Casa de Neu d'en Galileu a donde nos dirigimos para merendar y a donde llegamos a eso de las diez y media.
Alargamos la merienda algo mas de media hora y retomamos la marcha. Retrocedemos hasta el GR y nos dirigimos hacia el Puig d'en Galileu, al que subimos para admirar el panorama desde su cima. El día está magnífico, bastante limpio y las cimas lejanas se distinguen bien. Las mas cercanas como el Puig de Massanella, el Puig Roig y el Puig Tomir están casi al alcance de la mano. Cerca de la cima el grupo Els Falcons ha puesto un pequeño belén dentro de una vasija de barro.
Descendemos y retrocedemos otra vez hasta el GR. Una vez en el, en vez de seguir a la izquierda, tomamos la amplia cresta de la Mola d'en Galileu e vamos por ella pasando por las pequeñas cimas, tan altas como el Puig d'en Galileu que vamos dejando poco a poco atrás. A la derecha y abajo vemos las construcciones de la Casa de Neu d'en Galileu. Por delante y a lo lejos tenemos el Puig Major que nos sirve de referencia (oeste), pero tras pasar la segunda de las cimas de la Mola d'en Galileu nos vamos desviando poco a poco hacia la derecha. Hay muchas fitas que pueden mas o menos despistar pero casi todas van en la misma dirección. En todo caso avanzar hacia el Noroeste, intentando encontrar el mejor paso entre las rocas y sin tropezar con el càrritx ni con las rocas. Hay una caída en este tramo pero por fortuna sin consecuencias. Poco a poco vamos descendiendo por el roquedal. En algunos puntos nos hemos desviado un poco de la ruta y hemos tenido que rectificar. Alcanzamos Es Frontó, una pequeña cima secundaria ya muy cerca del Pas de Son Nebot. Empiezan a aparecer las encinas y podemos tener algo de sombra. Ha hecho sol pero también una brisa nos ha estado refrescando por lo que el recorrido no se ha hecho muy penoso.
Es la una y veinte de la tarde y tras Es Frontó nos acercamos a los acantilados noroccidentales del macizo. Desde allí tenemos también una magnífica vista de los embalses, con la Serra d'Alfàbia al fondo, del Puig de ses Vinyes y del Puig Major. Hacia el sur la Serra des Teixos y el Puig de Massanella. También distinguimos los acantilados del Torrent de Pareis y el Morro de sa Vaca hacia el norte junto con el Puig Roig.
Hemos pasado la parte incómoda de la excursión. El Pas de Son Nebot está al lado del mirador donde nos encontramos. Retrocedemos un poco y nos desviamos a la izquierda donde se ve una pared y unos viejos, pero aún resistentes, postes de madera que sujetaban una alambrada. Destrepamos por la pared y bajamos hacia un pequeño collado que tenemos hacia nuestra derecha. En una zona delicada porque es algo aérea pero por suerte no pasa nada. Son las dos menos cuarto y desde el collado seguimos en la misma dirección (norte). Casi sin darnos cuenta hemos dejado atrás el paso.
Viene ahora un tramo de descenso bajo el encinar muy pronunciado donde hay que poner todos los sentidos. Tierra y hojarasca no son buenos acompañantes. Algunos por precaución prefieren bajar su punto de gravedad (cul en terra) para evitar problemas. Los chavales se lo toman por el lado divertido imaginándose que están en un tobogán en un parque de atracciones. Poco a poco se va descendiendo hasta que llegamos a un camino sobre unos campos de labor. Poco antes del camino pasamos por una sitja en un claro del bosque y caldeada por el sol donde paramos a comer. Son las dos y media y la bajada nos ha llevado alrededor de una hora.
Tres cuartos de hora mas tarde retomamos la marcha alcanzando el camino que tenemos delante. Giramos por el a la derecha (este) al principio mas o menos llaneando y luego en bajada haciendo varios zig-zags hasta encontrar una canaleta que nos viene por la derecha. Es la antigua canaleta (un tubo moderno de plástico va por dentro de ella) que conduce el agua desde la Font Nova que es hacia donde nos dirigimos. Vamos caminando a lo largo de la canal hasta llegar a la fuente. Es una fuente típica de mina, al principio de piedra pero tras un primer recodo de hormigón. A partir de ese punto apenas hay sitio para pasar (es muy estrecho y bajo). Tras unas revueltas mas se llega al final de la mina donde se ve la corriente de agua que pasa por una canaleta de tejas. Aún se adentra mas pero ya no se puede ir mas adelante. Para los niños, tras el primer recelo, es un continuo entrar y salir divirtiéndose a lo grande. Así estamos casi media hora.
Tras la fuente seguimos adelante por un sendero algo perdido al principio pero mas definido después. No hay fites por lo que hay que fijarse un poco. Al final llegamos a un camino con un 'Ave María' y una cruz en una especie de altar escondido entre los árboles. En el camino vamos a la derecha. Tenemos una subida algo empinada pero corta y que tras el cómodo paseo que llevábamos se atraganta un poco. Hay varios ramales que parten del camino que seguimos. Hay que intentar ir siempre que se pueda mas o menos hacia el sur sin coger ninguno de esos desvíos. En un momento dado el camino parece que se difumina. Un poco mas adelante hay una pared con una alambrada que atravesamos por un desmonte de la pared y vamos ya por terreno mas o menos llano en dirección este hasta alcanzar de nuevo un camino. Vamos de nuevo hacia la derecha y cinco minutos después llegamos al GR. Ahora ya todo es bajada y desandando los pasos que hicimos por la mañana llegamos a la urbanización de Son Macip y a los coches finalizando la excursión un poco pasadas las cinco de la tarde.
Han sido unos 13 kilómetros por diferentes y variados terrenos. Al grupo le ha gustado mucho, el día ha acompañado y los niños han disfrutado. Todo ha salido bien.

Powered by Wikiloc

En este enlace podéis ver fotos de la excursión. En este otro enlace también.

martes, 18 de abril de 2017

Próxima excursión: Puig des Galileu-Pas de Son Nebot

Este domingo que viene, 23, la excursión de Santueri será al Puig de Galileu y el Pas de Son Nebot. Hemos quedado a las nueve de la mañana en la urbanización de Son Macip (kilómetro 22.8 de la carretera Lluc a Sóller). En previsión de que haga calor no os olvidéis el agua y el sombrero. Yo seré el guía. Será un buen momento para rebajar esas panades y robiols.
Os esperamos a todos.

domingo, 19 de marzo de 2017

Volta a Mallorca: Cala Millor - Porto Cristo

Nos hemos juntado 32 (incluidos 5 niños) para hacer una nueva etapa de la Volta a Mallorca. Tras el 'descanso' de las dos últimas etapas, Jaume vuelve a hacer de guía.
A las 9 estamos ya a punto y mientras los chóferes dejan los coches en Porto Cristo y regresan, nos acercamos poco a poco a la playa de Cala Millor. Mientras esperamos hay quien calienta motores en algunos de los aparatos de gimnasia que hay al lado de la playa.
A las diez menos cuarto empezamos realmente la excursión. Será una ruta muy fácil, prácticamente plana. Caminamos por el paseo al lado de la playa que está casi desierta. Nada que ver con lo que habrá dentro de unos meses. Vamos hacia el sur, hacia la Punta de n'Amer que la tenemos delante, y con la Costa dels Pins (que recorrimos el mes pasado) a nuestra espalda. Tras un pequeño tramo de arena poco antes de entrar en el Area Natural, cambiamos el cómodo paseo asfaltado por un sendero de roca y tierra, más cómodo para nuestras botas. Vamos bordeando la costa pero nos desviamos en seguida hacia la Torre-Castillo, donde llegamos a las diez y veinte. Un loro o papagayo, reclamo de turistas, nos da la bienvenida.
Allí descansamos una media hora mientras merendamos y visitamos la torre que tiene una pequeña exposición de las torres de defensa de Mallorca. Tras la merienda nos dirigimos al hito geodésico que hay al noreste de la torre. Andamos entre garriga de ullastre con sendero bien definido. Llegamos poco antes de las once de la mañana y aprovechamos para hacer la foto de grupo. Seguimos en la misma dirección para llegar de nuevo a la costa y, girando a la derecha, ir recorriéndola siguiendo la orilla. Aquí el terreno es más áspero y un poco mas incómodo de andar. Encontramos algunas casamatas del tiempo de la guerra y unas antiguas canteras de marés. Pasamos también al lado de unos prados donde pastan unos caballos y así cómodamente vamos terminando de rodear este Área Natural y entramos en Sa Coma, donde nuevamente pisamos la arena recorriendo toda su playa.
Un pequeño espolón que se adentra en el mar separa Sa Coma y de S'Illot. También lo rodeamos y por un paseo de madera llegamos, tras cruzar por un puente el Torrent de Ca n'Amer, a la playa de S'Illot. Antes hemos dejado a la derecha su poblado talayótico. Seguimos por el paseo hacia el sur todo el tiempo, entre las casas y la costa llegando a Cala Morlanda. El mar está bastante en calma y si no fuera por lo fría que debe de estar dan ganas de darse un baño. Dejamos el terreno urbanizado atrás y volvemos a tener ante nosotros la marina, con su vegetación arbustiva achaparrada por efecto del viento marino. Son las doce y media.
El terreno vuelve a hacerse áspero mientras bordeamos el Caló d'en Rafalino. Así será siempre que estemos cerca de la orilla. Dentro de la garriga hay senderos mas cómodos de pisar. Entre la vegetación encontramos una tortuga mediterránea haciendo su paseo matutino. Al final llegamos a Cala Petita donde paramos a comer. Apenas queda un cuarto de hora hasta llegar a las primeras casas de Porto Cristo, pero preferimos comer aquí, a la sombra de unas matas y a la orilla del mar. Es la una y cuarto y aunque un poco pronto no es mal momento.
Tras la comida, seguimos bordeando la costa y en 20 minutos llegamos a Porto Cristo a las dos y veinte, final del recorrido. Los coches están ahí y mientras van a buscar los que quedaron en Cala Millor, esperamos en un bar comentando la excursión.
El día ha sido fantástico. Soleado pero con una ligera brisa que se agradecía. La excursión, de poco mas de 13 km ha sido un paseo. No todo va a ser subir picos y bajar barrancos. A veces conviene relajarse un poco y andar por el placer de andar.
Y el mes que viene, Jesús estrenará pantalones.

Powered by Wikiloc

En este enlace podéis ver fotos de la excursión. En este otro enlace también.

lunes, 13 de marzo de 2017

Próxima excursión: Volta a Mallorca (etapa 27)

El domingo que viene, 19 de marzo, haremos una nueva excursión correspondiente a la Volta a Mallorca. Tras el descanso en las dos etapas anteriores por la zona de Artá y Capdepera, guiadas por Tomeu Garau, nuevamente será Jaume Salom quien nos guíe. La etapa será desde Cala Millor hasta Porto Cristo. Hemos quedado a las 9 de la mañana en la rotonda cerca del circuito de Karts de Cala Millor. Tendremos que mover coches, así que procurad ser puntuales.
Os esperamos.